Google+ Followers

viernes, 28 de febrero de 2014

Reloj de arena, de Alexander Copperwhite

martes, 11 de febrero de 2014

De todo un poco – El poder de las redes sociales

Está claro que nuestra manera de comunicarnos ha cambiado de manera radical durante los últimos años. Pasamos de esperar en la orilla de la carretera durante un tiempo relativamente corto, después de quedar con el amigo a través del teléfono fijo, a conocer lo que hacen nuestros contactos a cualquier instante. ¿A que suena agobiante? Puede que así sea, pero la necesidad de controlar lo incontrolable no sólo llega a formar parte de nuestro día a día, sino que en ocasiones puede que nos obsesiones.

Las redes sociales es el punto de encuentro de millones de personas. ¿Qué por qué no cruzamos la calle para quedar con nuestros amigos en la cafetería de siempre? Y yo qué sé. Es más fácil, más cómodo y hasta es posible que nos sintamos más protegidos comunicarnos en la red. Pero ¿qué es esa red para muchos de nosotros? He conocido a muchos usuarios y cada uno tiene un punto de vista diferente, no necesariamente alejado de la idea general, pero diferente. Por ejemplo están quienes consideren su página, blog o cualquier otra cuenta una parte de su espacio personal. Ya sé que la palabra “personal” en un medio que ni siquiera podemos controlar (aunque eso sea lo que pensamos) puede sonar un tanto absurdo, pero eso es así para ello… y punto. Yo respeto a todo el mundo, aunque aquí nos encontramos con otro tipo de usuario; el criticón, alias friki aburrido, alias tocapelotas, alias h*** p*** y un sinfín de calificaciones que he encontrado sobre estos por las redes. Personalmente lo encuentro divertido, puesto que un poco sal en la ensalada siempre viene bien. También tenemos los halagadores, que siempre apoyan a todo el mundo, a los compartidores, que como dice la propia palabra, lo comparten todo, los chistosos, que les gustan muchos los chistes, sin olvida a los usuarios fantasma, que no es porque sean “fantasmas” sino porque aparecen cuando menos te lo esperas para después desaparecer durante un tiempo indefinido.

¿Qué cuál es el poder de las redes sociales? Pues yo creo que sencillamente han hecho desaparecer las barreras físicas (que no es poco), pero al final del día quienes han de rendir cuentas por su forma de ser, sus palabras y sus actuaciones, somos nosotros mismos. Así que recordemos… el poder de una herramienta es el uso que le damos. No lo que hacen los demás, la sociedad, los grupos, etc… sino cada uno como individuo. ¿Quieres poder? Mírate en un espejo y decide quién quieres ser.